30 agosto 2009

La prueba del laberinto



"Así fue cómo me volví loco.

Y he hallado libertad y salvación en mi locura; la libertad de estar solo y a salvo de ser comprendido, porque aquellos que nos comprenden esclavizan algo nuestro." Kahlil Gibran

Apenas había avanzado cinco pasos sobre el laberinto cuando encontró un pergamino con la siguiente inscripción: no descorras el velo. Sonrió. Suficiente gasolina para hacer arder la tea de su curiosidad.

En una encrucijada leyó: tras de la cortina nunca encontrarás lo que esperas. Y en letra más pequeña: no siempre lo alcanzado es lo mejor.

Tomó una derivación a la izquierda por puro azar, pura intuición. Pasillos interminables sin una sola señal, sin una pista que seguir. Torció a la derecha en flagrante oxímoron.

Camino real, el laberinto. Pleno de vacío, escenario del no-hacer, palanca que detiene el mundo, instante de silencio que te hace ser otro. El ángel travieso sonríe con un mohín, pellizco de eternidad contenida.

El tiempo se detiene en las galerías húmedas del laberinto. Se contrae y luego se estira como goma elástica. Pasos en estéreo, ecos sordos de la propia zozobra.

¿Sería grata la fuente si no corriera el agua? ¿El manantial, señero sin el arroyo de oro? ¿La montaña un imán sin regueros de sangre?

Sobre un pasadizo, perfiles furtivos en la penumbra. Mundos sobre mundos, contornos sobre tinieblas. El tiempo retuerce su tic tac contra un fondo de misterio.

¿Hacia el centro o desde el centro del laberinto?

Sobre la roca, escrito con sangre: no existe licor más dulce que la libertad ni brebaje más pesado y asfixiante que los fantasmas ajenos.

En un improvisado altar bebió hasta la última gota de un cáliz de oro bañado por un oblicuo y cortante rayo de sol. De un hontanar cercano se oyó fluir la savia de la tierra en eterno roce con la roca. Había superado la prueba.




22 comentarios:

Jose Jaime dijo...

hola

curiosamente hace unos días hice un relato sobre una laberiton
y si son iniciaticos en su esencia
esperando ese ángel que nos hace ese guiño
tal vez superemos la prueba, o nunca lo hagamos

un saludo

Ruth dijo...

Interesante y misterioso.

El principio me ha recordado que a veces deseamos cosas que una vez alcanzadas te das cuenta que no eran buenas para uno mismo.

Me gustan tus letras.

Saludos.

Eme dijo...

Asi fue que me volvi loco*

Brillante*

besosdulces*

Adrisol dijo...

el laberinto......
me gusta por lo misterioso...

gracias.

besossss

Prometeo dijo...

Saludos, José Jaime. Acudiré a leer tu laberinto con detenimiento.

Un abrazo

Prometeo dijo...

Gracias Rut. La realidad no es como lo soñado. Además, cada persona es un mundo.

Besos.

Prometeo dijo...

Hola Eme.

Besosdulces

Prometeo dijo...

Hola Adrisol. La vida misma es un laberinto.

Besos

Laury dijo...

Tenes toda la razon la vida misma es un laberinto y un misterio, exelente entrada te dejo un abrazito y mi deseo que tengas una semana linda.
Laury.

eli dijo...

Hola Prometeo...me gustó mucho tu espacio...realmente muy interesante!!!! pasaré en mis poquititos tiempos a leerte, ya que de verdad me encantó!!!! un abrazo.

"Premio Maria Amelia Lòpez Soliño" dijo...

Tan sólo unas líneas para agradeceros a todos nuestros seguidores que sigáis ahí, a pesar de que no tengamos el tiempo que quisiéramos para interactuar más con vosotros. En la medida que nuestras obligaciones nos lo permiten, intentamos mejorar el blog y actualizarlo con noticias y enlaces que os puedan interesar. También estamos tratando de promocionar el premio en facebook, como muchos de vosotros sabéis, ya que también nos seguís allí. Esperamos retomar el contacto con las instituciones para poder volver a daros buenas noticias pronto y os recordamos que estamos abiertos a vuestras sugerencias, sabéis que siempre son bienvenidas.
Un abrazo a todos y, de nuevo, muchas gracias por vuestro apoyo.

Abuela Ciber dijo...

En el sendero que elegimos, aparte de encontrarnos con lugares de tranquilida y sosiego , los hay tambien con pequeños laberintos, pienso que son para que la vida no se vuelva monótona.

Son pruebas, así lo siento.

Saludos

Eterna aprendiz dijo...

Magnífico escrito y reflexiones.
Cada uno percibe las situaciones según sus experiencias, a veces se nos vuelven en contra, otras nos ayudan a crecer.

Besos

Pilar dijo...

Desde que he llegado no he tenido tiempo de pasarme por tu casa, lo he hecho ahora, y me ha encantado este laberinto tuyo, y me encanta la cita con la que lo incias, tan llena de verdad.
Seguiré cerca.
Besos

Lourdes Torres dijo...

LA VIDA ES COMO UN LABERINTO, QUE ENTRE MÁS SE BUSCA LA SALIDA, MENOS SE ENCUENTRA. ES FASCINANTE LEERTE AMIGO!!

BUEN DÍA!!

UN BESO.

Cani Mancebo dijo...

Por fin puedo leerte. El truco estaba en esperar con paciencia.

Te seguiré, pues, leyendo y regocijándome en tus letras.

Un saludo,

Leni dijo...

"No siempre lo alcanzado es lo mejor"
Pero es la meta.
La fuente,el manantial,la montaña...
Abordan los fantasmas ,pero el
bebió.
Ese fué el triunfo.

Hagamos de la tienieblas luz.

(Como llegas)

Beso

Leni dijo...

¿Y si al descorrer el velo encuentras la salida del laberinto?.

Como me haces pensar...

Beso

Cartas que nunca escribí dijo...

Me defino como el Minotauro...sin más.
besos

Prometeo dijo...

Saludos amigas y gracias. Los nuevos, bienvenidos.


Besos

Marcela dijo...

A veces pienso que todos estamos en un laberinto, a tientas, intentando salir (¿o llegar al centro?)
Me gustó mucho, mucho.
Besos.

zafiro dijo...

interesante relato,a veces nuestra vida se encuentra en un laberinto donde se dificulta salir.
un abrazo.