18 abril 2010

Ad líbitum





Érase un hombre que repetía sin cesar una frase. Algunos labios temblaron cuando la pronunció, si bien otros rieron con ella. A veces ocurre que una frase conmueve el espíritu, remueve sentimientos que estremecen, provoca la sonrisa. Alguna vez basta con una sola palabra, incluso apenas un gesto puede hacer que el alma rompa a llorar o simplemente rompa. Hacen falta cuatro ojos para unir dos miradas y un rayo rasga el cielo en una fracción de segundo. También una voz es capaz de dilacerar las entretelas del espíritu.


Érase una frase que brotó de unos labios y se quedó suspendida en el aire merced a una sonrisa. Miradas esquivas, risas nerviosas. Todo un mundo emerge de una sola frase.


Decía así: ¿quién sabe si en las fauces del volcán no se encuentra una de las trompetas del Apocalipsis?

16 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Escalofriante frase, pero más estremecedor es tu escrito por lo mágicamente bien redactado.
Un abrazo.

Gaia dijo...

Pue sí, quien sabe si de las entrañas de uno de esos volcanes se encuentrasn dichas trompetas... La madre naturaleza, como siempre, es quien tendrá la última palabra.

Un saludo.

Abuela Ciber dijo...

Sin lugar a dudas.

Cariños

Cuarentañera dijo...

Quizás este aqui, quizas no queramos verlo, quizas...

Eliane dijo...

La frase terrible...pero tu entrada fabulosa! Me gustó mucho!
Un abrazo

Eliane dijo...

La frase terrible... pero tu escrito fabuloso! Me gustó mucho!
Un abrazo

Susan dijo...

Buenas noches Prometeo, he venido a visitar tu blog y me he encontrado con "Ad líbitum"
Magia y precisión:
Hacen falta cuatro ojos para unir dos miradas y un rayo rasga el cielo en una fracción de segundo

Estaré al tanto de tus entrada con un enlace en mi blog, te agradezco el tuyo.
Un cordial saludo, también estoy en Alicante.

don vito dijo...

hola bello texto, gracias por compartirlo, te encontré en un blogg común, si te gusta la poesía te invito al mio, será un placer, es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
muchas gracias, buen día, besos

Marisol dijo...

Cuando un volcán revienta pareciera que el mundo estallase allí mismo... a sus pies.
Te dejo un cordial saludo berlinés.

CamilaTeadora dijo...

Quien sabe si sonaron las trompetas hace tiempo, las oímos y no quisimos escucharlas .... porque no es lo mismos oír que escuchar, ni ver que mirar ...

Mery Larrinua dijo...

La frase es fuerte! me gusto mucho la foto y mas lo que escribiste.
un abrazo

Marcela dijo...

Cuando se repite demasiado una palabra, a veces pierde el sentido.
Sin embargo, al repetir una frase, a veces, se le encuentra más de un sentido: se encuentra nueva forma de entenderla.
Eso podría pasar en este caso.
Beso.

ESPEJO DE MI ALMA dijo...

Trompetas anunciantes al desastre cque nosotros mismos hemos creado ...frase qeu encierra muchisimo contenido ...

Xiomara Beatriz dijo...

Arte y magia… una frase para reflexionar…el jamelgo quizás ya esta ensillado y cabalgue al son de la partitura que los humanos escribimos con afán narcotizados al pensar solo en sí mismos…la tierra está viva mientras el sol se esconde por el horizonte de cenizas …excelente texto ¡besos

arkaitz dijo...

Kaixo Prometeo, un muy buen blog el tuyo, si señor!,..me gusta. Tienes en mi blog un premio esperandote, pasa cuando puedas por él.
Saludos!!

rosscanaria dijo...

Me ha gustado tu blog, me verás por aquí con frecuencia.
Buena semana, besos Prometeo.