17 abril 2008

Puig Campana I


Dejó que la hoguera se apagara por completo. Sorteó un montículo de piedras y encaró el norte con decisión. El viento acuchillaba su cara y hacía mas enhiesta su figura mientras, abajo, el mar jugueteaba con las primeras luces y perfilaba la Isla de Benidorm que no es sino la gran “muesca” que ha excavado la leyenda en la cima del Puig Campana.







Solo, amaneciendo en la montaña mágica.




Escuchó gritos a lo lejos y se alarmó. Al poco rato el silencio se adueñó del lugar, sólo se escuchaba de vez en cuando el choque del viento contra una rama...
















Se encaramó en la roca y creyó ver a unos montañeros que intentaban llegar a la cima desde su cara este. En un momento se perdieron tragados por el gigante...









Después siguió en ascenso desde la collada a la cima, hasta el punto geodésico que es otro enclave que también tiene su propia leyenda de ángeles y búsquedas.




Había subido por la pedrera...











Benidorm y Finestrat lo vieron adentrarse por entre los pedregales y zambullirse en la niebla...





Al día siguiente pudo leer en la prensa la siguiente noticia:

Rescatan a tres montañeros que quedaron atrapados en el Puig Campana

PANORAMA-ACTUAL - 15/04/2006 12:13 h.

Efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante rescataron este sábado a tres montañeros ilesos que se quedaron atrapados en la montaña Puig Campana ubicada en la provincia de Alicante, según informaron fuentes de este Cuerpo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ayer visité el Puig Campana. Es un enclave precioso lleno de encanto e incluso de misterio. Se nota que es usted un romántico como yo. Subimos unos amigos por la zona central llena de piedras. La puesta de sol es encantadora, el sol no termina de esconderse cuando ya las luces anegan el valle allá abajo. Ese juego de soles (se ve más de un sol, es un espectáculo digno de ver)

Comprendo lo que dice y espero que alguna vez coincidamos en la cima.

Un abrazo

Antonio López

Prometeo dijo...

Pues sí, Antonio. La montaña del Puig Campana es un lugar mágico, un lugar de poder. Suelo ir a menudo y no sería raro que nos encontráramos por allí algún día.

Feliz puente.

mcarmen dijo...

Asignatura pendiente: subir el Puig Campana sin falta.
He subido otras montañas y me ha encantado la experiencia, las vistas, el silencio... Después de vuestras palabras no me la puedo perder. Ya os contaré.
Un beso.

Prometeo dijo...

El Puig Campana tiene su propia leyenda. Los sonidos del silencio sobrecogen. Estás más cerca del cielo. No es difícil que te encuentres con alguna cabra encaramada en una roca a tan solo unos centímetros del abismo mientras parece contemplar, sin inmutarse, la belleza del atardecer.

Saludos.