23 noviembre 2008

El paraíso de Maldivas


Maldivas, un archipiélago de unos 1200 islotes de los cuales unos 200 padecen la compañía desaforada de los turistas. Las islas están rodeadas por un círculo de coral dentro de una cinta turquesa sobre un mar esmeralda: el paraíso. La cima más alta mide poco más de dos metros de tal modo que un tsunami con olas de un metro sería suficiente para poner en estado de alerta a sus poco más de 300.000 habitantes.


Las autoridades de las Islas Maldivas han lanzado la voz de alarma ante las catastróficas consecuencias del temido cambio climático que hace subir el nivel de los océanos: si no se cambia la tendencia de aquí a final de siglo, las Islas Maldivas pueden desaparecer del mapa.

Qué mal va este mundo cuando hasta el paraíso busca nuevo emplazamiento. No nos hemos repuesto todavía del tsunami bancario que hace que los ciudadanos de a pie tengamos que prestarles a los bancos a fondo perdido metiendo para ello mano de nuestra raquítica caja para rescatarlos del diluvio que viene y ahora nos sorprende esta otra noticia demoledora: el paraíso, si Dios no lo remedia, tendrá que hacer mudanza.

Ya no está muy lejos el día en el que tengamos que alquilar una parcelita en la luna para vivir tranquilos. Mientras tanto viviremos al este del edén






MALE, la capital con una población cercana a los 100.000 habitantes.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ay...ay...ay....dime cuando me vas a llevar ahí que hago las maletas yaaaaaaaaaa....

Esto es una prueba....O.K.?? Prometo esforzarme más si repito en este mundo bloguero...

Petonets

Shine

Prometeo dijo...

Buenas tardes, Shine. Muchas gracias por visitar mi blog. A ese paraíso también me gustaría a mi acudir.

Besos

Marcela dijo...

La realidad del mundo, está muy complicada. Cosechamos lo que sembramos.
Bellísimo lugar. El paraíso realmente.
Saludos.

estherpino dijo...

Precioso blog y maravillosas fotografías.
Un saludo.

Annabel M. Z. dijo...

Pues venga, vámonos este fin de semana. :)

Anónimo dijo...

Sol, arena y mar ...

Sabíais que les llaman "el último paraiso sobre la Tierra"?.

Una pena que desaparezcan. En fin, la fuerza de la naturaleza.

Me pido unas vacaciones y sin acompañante!

Besos.