08 enero 2009

Astrolabio


Astrolabio del siglo XVI



Escribo como canto,
sin falsete en la voz
ni en la palabra.

Como el invierno atrae
bandadas de jilgueros,
como amanece el
alba.

Soy trovador de estío,
tibieza en la mañana,
del rocío la escarcha;

cual ruiseñor alegre,
como vencejo en vuelo;
un grito en la montaña.

Desdeño de las risas
-barnices de miserias-
de gallos y bravatas.

Como armilar celeste,
predictor de los cursos
de celestiales aguas.

Y hoy vengo y me columpio,
mientras Júpiter ríe
y Marte me delata.

Llegaré a ser cigüeña,
corazón de una alondra,
golondrina y romanza.

Pero quise ser águila





6 comentarios:

Annabel M. Z. dijo...

Seguramente fuiste águila en otra vida.
Y no me hables de usted, por favor.

Prometeo dijo...

jajaja tranquila que no es lejanía. El usted es cariñoso y pretende destacar esa manera que tienes de volver de las fiestas.

¿Un águila? ¿Fui? ¿Ya no seré?

Buenos días

alba* dijo...

Ya que dices que llegarás a ser una.

Hace un tiempo leí algo sobre las cigüeñas, que me gustó mucho.
¿Sabías que en Bulgaria hay toda una mitolología popular sobre ella?

Además me ha sorprendido gratamente ver como mencionas también a las golondrinas.


Un regalo, para un náufrago.

'Que no me digan a mí
que el canto de la cigüeña
no es bueno para dormir.

Si la cigüeña canta
arriba en el campanario,
que no me digan a mí
que no es del cielo su canto'

Rafael Alberti

Marcela dijo...

Mientras quieras volar, vas a ser el ave que quieras, sin dudas.
Muy bueno lo de "escribo como canto, sin falsete en la voz ni en la palabra"
Muy lindo.
Beso.

Isabel Romana dijo...

Me gusta esta combinación de dioses del olimpo con sencillas aves:jilguero, ruiseñor, vencejo, alondra... Ahora bien, el águila es el símbolo de Júpiter y también de S.Juan Evangelista. Vaya, que la aspiración es alta. Pero no sé, te veo más cerca del olimpo que del paraíso... Saludos cordiales.

Prometeo dijo...

Gracias Isabel, Marcela. Muy bonito el poema, alba*

Saludos