30 mayo 2010

Abraxas

Quiero decir quién soy para que tú me respondas quién eres. Hay alguien en el universo que espera que yo diga este nombre como una consigna para abrirme la puerta. Estoy formado de un barro antiguo, de un pulso urgente y de un resplandor lejano. León Felipe

Y cerró el libro. Había dado con la contraseña perfecta y quiso ponerla a prueba. Vocalizó por segunda vez su palabra mágica no sin antes tomar precauciones de relojero. El sonido secreto quedó suspendido en el aire como un objeto sólido. Su eco abrió la roca y de ella manó un agua extrañamente límpida que corría manantial abajo dejando un sedimento de hilo de oro. Le seguía sorprendiendo esa capacidad oculta que había salido a la luz de manera fortuita. Y los árboles reían por el roce mágico de sus ramas y los pájaros mecían a la aurora con gorjeos de ensueño. Podía convertir cada cosa en otro objeto a voluntad. O al menos eso creía él…

Contuvo la respiración. Giró la vista de izquierda a derecha y una ráfaga de arco iris pasó veloz por sobre la trayectoria de sus ojos. Frente a sí se desplegaban destellos de mundos ignotos o ya olvidados apenas trascendía los sentidos. Pero ya no supo si el milagro ocurría cada vez que acertaba a pronunciar la palabra secreta o era ésta quien movía sus labios hasta hacerlos articular su nombre auténtico.





7 comentarios:

Cuarentañera dijo...

Has llegado a encontralo y pronunciarlo el nombre de ese Dios 50% bueno 50%malo todo esta dentro de nosostros y tu lo has nombrado.
Saludos

Taty Cascada dijo...

La imagen está antes de la palabra o es al revés, gran misterio, en todo caso te comprendo por completo, me sucedió en mi último post, pinté un paisaje pero sentía que ya tenía el mensaje intrínsico, nunca sabré que llegó a mi pensamiento primero, tal vez en el fondo los dos actúan al unísono.
Un abrazo.

Eliane dijo...

Que bello interior! Que bello encontrar un arco iris!
Un gran abrazo

Marisa dijo...

Sugerente relato convertido en Piedra Abraxa, talismán del bien y del mal, Dios o Demonio.

Tanto tu anterior entrada como ésta, por arte de birlibirloque o por abracadabra ( Abraxa ), se pudieran transformar en espléndidas novelas y, como de eso se trata, de transformar un objeto a voluntad propia, ambos relatos se convierten en mi imaginación en arcos iris de palabras fugadas, o en palabras en las que duerme el destino oculto.

Mi más sincera enhorabuena por un relato tan evocador de historias calladas.

Saludos.

Abuela Ciber dijo...

Palabras magicas quien pudiera conocer de ellas su realidad final!!!

Saludos y deseos de buen fin de semana

Ana Márquez dijo...

León Felipe pensaba que nos redimirá el llanto, todo hombre o mujer que haya llorado sólo una lágrima, atravesará las puertas del Cielo. Esa será nuestra cédula.

Ojalá. Esteríamos todos salvados :-(

Me ha encantado, como siempre. Vengo a menudo, aunque no siempre deje huella, pero creo que lo sabes.

Un abrazo fraternal en el amor de la palabra, amigo.

Ariadna dijo...

hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me encantaría tenerlo en mis blogs de entretenimiento (animes,peliculas,etc ).Estoy segura que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme ariadna143@gmail.com

saludos