01 noviembre 2005

Mierda de artista


Lo siento, la grosería no es mía. Resulta que un genio del siglo XX enlató el susodicho oro negro generado por su propia personita y lo puso a la venta a precio de ídem, o sea de oro. Era una manera Daliniana (esperpéntica, por tanto) de decir esa cosa tan sesuda y que se puso de moda entre los supuestamente pensantes de que arte es todo lo que hace el artista. Y tan frescos.

Me sirve a mi esto para tejer con otros hilos un traje de ahora mismo. Para muchos, progresista es todo lo que proponen los políticos llamados progresistas. Dicho de otro modo, si quien propone una medida es de izquierdas, estaremos ante una medida progresista. ¿Es, por el contrario de otro partido?, pues entonces nos encontramos ante una medida irremediablemente retrógrada. Argumento de autoridad: ¿lo propone Zapatero? Ergo es progre. Como mierda de artista, pero en soso.

Durante la transición (y aún mucho antes, claro) hablaban los precursores de desarrollar una mentalidad crítica ante (de) la realidad. Sólo se referían a allanar el acceso al poder de los afines, pero a la gente le hacían creer que se trataba de desarrollar una suerte de alerta ante los abusos del poder. Por ejemplo, ahora mismo los políticos del poder miran con desdén a todo el que critica cualquier medida o propuesta del gobierno: claro como el agua. Al poder no le interesa que la gente desarrolle una mentalidad crítica, pero pretende guardar las formas. Por eso son capaces de defender una opción y su contraria; de atacar y hacer mofa de la religión católica mientras dicen respetar y comprender las creencias y las prácticas de otras religiones como el islam.

Se les fue la mano y ahora (instalados ya en el mando de la cosa) maldita la gracia que les hace eso de desarrollar una mentalidad crítica. Y entonces tienen que decretar apagones informativos y estatutos del periodista y dedicarse con tesón a la práctica de la censura, es decir a poner puertas al campo, quién lo diría. Pero según quién lo proponga estaremos hablando de censura o de una medida necesariamente progresista.

La política y el arte producen estas concomitancias: los artistas y la mierda. Y de todo eso tenemos en abundancia, tanto enlatada como a granel, en la política de ahora mismo.

7 comentarios:

M dijo...

Juan, no lo puedo creer. Llegu[e a tu blog por clicks aleatorios y el primer parrafo me cautivo (y fue donde deje de leer tu post).

Hace una semana, el martes pasado, fui a casa de un amigo para estudiar. De snack me ofrecio elote enlatado con mayonesa. El se fue al ba;o, y yo resolvi que ese tipo de mayonesa no es la indicada para comer elote enlatado. Procedi a vaciar el elote con mayonesa a su contenedor original (la lata), le a;adi una nota que decia "estabas en el ba;o y yo me cagaba de risa mientras hacia esto", y la volvi a cerrar y cuidadosamente la incorpore a su lugar en el gabinete.

muero de ganas por dejar la escuela y el trabajo pendiente para ir a checar como progreso todo eso.

Juan Martinez dijo...

jajajaja M. Coincidencias.

Un saludo.

Adah dijo...

Saludos J.M! Me alegra encontrarle en este foro. Sin usted no hay movimiento y sin movimiento todos sabemos que no hay vida. Apenas decir qué lás tima que siempre trate de dar luz con su palabra sobre un tema en sombra, poque la política nace, se gesta, florece y vive en la sombra. Y no quiere luz. sin embargo se nutre de comentarios como el suyo, todos los extremos y colores (suponiendo estuvieran definidos) cogen fuerza (y sombra) de la luz de sus palabras. "Hablad de mi aunque sea malo" dicen entre humo estos hombres grises de la sofística moderna. Y usted, con el don del decir que abiertamente posee y observamos, alimentando la estulticia humana en sus máximos representantes. Le dan las gracias. Yo no. Pensar y decir para que algo exista, nombrarlo para que sea... estupidez. Quizá nombrar artistas y mierda, y dar luz con la palabra a esto, para que exista y sea y viva. Pero esa red de arañas donde habitan todos los insectos venenosos... nutrir aquello que criticamos con nuestra inteligencia, palabra... No es muy sensato a mi entender. Loada sea su intervención, excelente señor mío. Suspicaz, luminiscente. Seguro que les complace de igual modo a aquellos, los nombrados. Políticos de todos los sabores. Quizá algún día cambie usted de tema para que cambie el mundo, diciendo, haciendo que existan por ser dichos, nombrados otros temas. Hasta más ver! Ah! Pídales a sus nombrados que le manden comisión, azules rojos o amarillos, contribuye usted a la técnica del márketing inteligente. Locuaz inteligencia la suya. Al menos con usted es inteligente. Espero que amplíe horizontes y lleve hasta su palabra, por ejemplo, "mierda de artistas" como propuesta nueva. Sin más, mi complacencia explícita por su vuelta al foro. Saludos J.M!

Aguirre dijo...

Hola de nuevo, Juan!

De vez en cuando visito tu blog y hoy encontre este escrito que me sorprendio...por lo escatologico y por lo certero.

Me explico, pero antes te cuento el final de la historia de las latas, por si no lo has leido en otra parte.

El autor envaso, certifico y vendio esas mierdosas latas como obras de arte en 1961. Ya se sabe que la mierda es arte para algunos, ( preguntenselo a nuestro actual presidente del gobierno, otro completo artista del pedo -con perdon- politico ) y esos espabilados invirtieron en ella con el proposito de sacarle una nada apestosa rentabilidad con el tiempo.

Pero, cosas de los años, a esas latas no les sentaron bien las arrugas y el vacio sellado. Encerradas en su propia atmosfera, fueron creciendo expansivamente a nivel gaseoso ( no, de momento no hablo de ZP ) hasta alcanzar una presion superior a la que podia aguantar el latoso envase.

Mirado en perspectiva economica, debio de quedar un saloncito de lo mas agradable al explotar la inversion debido a la inflacion "per se" del producto.

Actualmente, creo que quedan dos o tres latas en venta, a un precio de unos 30.000 dolares USA.
El resto estallaron... Lo digo por si a alguien se le ocurre todavia regatear con el producto en una subasta que llame antes a Christo -otro artista, pero este del envoltorio-, para que le recubra en plastico la habitacion donde ira la muestra defecada.

Y ahora si voy al simil politico...ZP sigue la senda de este porquero de la vida artistica, regodeandose en el sutil envoltorio de sus demagogas palabras y sin pensar que el contenido es el mismo que el del otro artista : la mierda. Y como a Manzoni, a Rodriguez Zapatero le acabara estallando toda esa mierda que se afana tanto en enlatar preciosamente para vendersela al incauto que la compra con su voto.

Afortunadamente quedamos algunos otros que sabemos que la mierda es mierda aunque la oferte un señor presidente representando a su partido.

Tendran bonitos y apestosos fuegos artificiales !! Y sino, tiempo al tiempo...

Un afectuoso saludo.

Juan Martinez dijo...

Mucho gusto de verle por aquí, aguirre. Desconocía la "ruta" tomada por las latas del artista. Tiene usted razón y tal que así le está ocurriendo al "hombrecillo venido de la risa". Poco a poco la risa se le va helando y ...

Un abrazo.

Leni dijo...

jajaja.
¿y a que lo compraron?

El año pasado estuve en el museo contemporanio de Madrid.
Miraba...y miraba.
Que raro¡¡¡
Le dije a mi tío :
Una silla...y en el centro un huevo cocido.
Se va a llamar..."universo
finito"

Reímos y reímos juntos.

Todo es tan relativo.

Beso

Prometeo dijo...

Claro que lo compraron. Hay gente para todo.

El huevo cocido, sí, algunas cosas son para partirse de risa pero ahí están.

Beso.