23 febrero 2009

Todo está en los libros



En los lugares que frecuento hay decenas, cientos, miles de libros; también expedientes, dossieres, informes, legajos, memorias, folios, simples escritos. Me atrae el olor a tinta y a pegamento de las encuadernaciones. Es una querencia sentimental, sin duda. He coleccionado fascículos por el placer de llevarlos al encuadernador y fisgonear sobre los entresijos de la alquimia del infolio.

Todo está en los libros, sí. Así se llamó uno de los pocos programas de la televisión que ofrecía un sobresaliente interés cultural, que la redime del refugio suicida del cotilleo y de la miseria moral que entraña la telebasura; del pan y circo para entretener el aburrimiento y la avidez de carnaza.

Todo está en los libros. Y por eso el cine vampiriza la literatura, la saca del bostezo para completar su creatividad imaginada (en imágenes) en el menor tiempo con las cartas marcadas de una historia atrayente.

Todo está en los libros. Allí está lo mejor del ingenio humano, los hallazgos más importantes del conocimiento, del arte y de las ideas, al alcance de toda persona interesada por la cultura. Como me decía mi buen amigo Gonzalo días atrás:
“si nuestra generación no es una de sabios, o al menos una en la que (no) se produzca algo nuevo y verdaderamente humano, es que la humanidad non vale un cazzo porque tenemos más medios de transmisión de cultura, más "cultura libre" (o liberada; me refiero a los proyectos de digitalización masiva de los fondos de las bibliotecas europeas, foros, los blogs, etc.) que nunca”.

Todo está en los libros y también, ya mismo, todo está en la red.



Kindle 2 de Amazón con una capacidad de almacenamiento de 1.500 libros.

7 comentarios:

Gonzalo (ἑταῖρος τε καὶ πολίτης) dijo...

¡Salve, Prometeo!

Los lectores digitales nuevos, creo yo, son muy caros y no cambio el papel por nada. Suelo comprar en librería de viejo ( http://www.iberlibro.com/ ) y allí es donde encuentro lo que yo quiero más que en "cortingleses" PERO efectivamente son útiles esos "readers" cuando tienes algo que poner en ellos y ¿qué es eso? libros que están sólo al acceso físico de investigadores -por motivos obvios- y que están puestos al público que los requiera en Internet.

Para que no quede sólo en palabras, ilustro lo dicho con algunas referencias. Primero, de las bibliotecas digitales que yo consulto:

http://bib.us.es/nuestras_colecciones/fondos_digitales-ides-idweb.html

http://bibliotecadigitalhispanica.bne.es/R?RN=649132149

http://gallica.bnf.fr/

http://www.europeana.eu/portal/

http://www.bvh.univ-tours.fr/index.htm

http://search.theeuropeanlibrary.org/portal/en/index.html

http://www.hs-augsburg.de/~Harsch/augustana.html

http://www.perseus.tufts.edu/hopper/collections

y mi biblioteca en Google Books:

http://www.google.com/books?hl=en&uid=2383780901712845753


Hay blogs muy interesantes centrados en el Libro, de los cuales yo sigo entrada por entrada y destaco:


http://jamillan.com/librosybitios/blog/index.htm

http://www.bibliographos.net/rubrique.php?id_rubrique=8

http://www.emblematica.com/blog/studiolum.html

Mirabile lectù es también este post de Carlos Martínez Aguirre en su blog:

http://erasmusreloaded.blogspot.com/2009/01/con-pocos-pero-doctos-libros-juntos.html

Acabo de leer una entrevista muy interesante en Il Giornale http://www.ilgiornale.it/a.pic1?ID=330935 y me quedo con:
"[...]o forse torneranno i libri"



Un abrazo muy fuerte,
Gonzalo

P.S.: He abierto un diario http://gundisalvus.livejournal.com/

Prometeo dijo...

Muchas gracias, Gonzalo. He tomado nota de todos los enlaces porque son muy interesantes.

Un abrazo

Prometeo

Angel dijo...

A mi tambén me gustan las librerías viejas. Lo que me interesa no está en el corteingles ni en el fnac.

Un saludo. LAs direciones interesantes

mcarmen dijo...

Gracias por las direcciones, Gonzalo, son muy interesantes.
Prometeo, un placer leerte, como siempre.
Un abrazo

Annabel M. Z. dijo...

Bueno, Gonzalo ha dejado muchas pistas. Gracias.
Yo prefiero también el papel, no tiene el mismo encanto leer en la pantalla. Además en la pantalla la tentación de saltar es demasiado fuerte, y creo se tiende a pasar de una página a otra de forma compulsiva. La concentración, y la relajación sobre todo, que se puede alcanzar con un libro creo que en formato digital no es posible, al menos no en Internet.
Un abrazo, Prometeo.

Prometeo dijo...

Saludos, Angel, Mcarmen, Annabel.

Gracias.

alba* dijo...

¡Madre mía! Con lo que me gusta a mí leer y no conocía el Kindle y sus posibilidades. No voy a entrar a valorar la cara y la cruz de que llegue la modernidad al mundo literario, pero considero que todo lo que pueda hacerse llegar dicha cultura al mayor numero de 'bolsillos!, tiene mi aprobación, aunque nunca sea comparable a un libro de mesita de noche.

¡Plas plas plas! menuda forma de ilustrar Gonzalo, tomo nota de las direcciones, muchísimas gracias por tomarte la molestia y compartirlas.

Un cordial saludo.