15 noviembre 2005

Eres inocente...


Eres inocente.
Somos inocentes.

En nuestros genes están plantados
todos los árboles
bajo los cuales
encontrarán los pájaros cobijo.
El director de orquesta
que observa silencioso desde antiguo,
sabrá de nuestra música,
según el instrumento y la partitura,
y las horas penosas de instrucción.

Soy inocente
como la ventisca que bate la quebrada,
como el huracán que ruge libre
allanando a su paso cuanto toca,
con su mano de escarcha.
Tú también eres libre,
que nadie te condene por humano,
que dejen de llevarte la cuenta con los dedos.

Mira, ya di con el secreto oculto por los siglos:
eres inocente
somos inocentes.
Que la vida es un gazapo que encontrar,
y que el enigma se reduce a un portazo;
que la lágrima contiene la risa y también el llanto,
que los caminos nos llevan y luego nos traen,
y que las bocas besan pero también blasfeman.
Lo sabemos ya todo, ¿qué más importa, acaso?

El director de orquesta
con su batuta adusta y justiciera,
nos ocultó las instrucciones
escritas aquí, tal vez allá, según dicen,
para que fueran leídas,
como surge el relieve
bajo el dedo del ciego.

Descerrajad los pestillos del alma.
Dejad que el sol oree vuestra estancia,
que sus rayos resbalen por entre las pupilas,
que las sombras escampen,
que ya está bien
de bautizar al inocente
con estigmas.

Prometeo, 30-12-2002

En recuerdo a Walt Whitman.






9 comentarios:

adah* dijo...

... se borraron mis palabras... los conceptos. Verdad que creo dijo vuestro decir poético, profético. Otras profecías sin el lastre del tiempo. Lamen tus palabras las heridas del peso de los siglos. Sencillas, vienen y van.Olasssshhhh. Incencian el firmamento y soplan velas a su paso. Y la cuestión sigue siendo la que Hamlet lanzó al viento aquella tarde... ser o no ser, he aquí la historia de los hombres. Y tras vencer los dogmas asesinos y clamar al hombre mismo, tras la navegación por esta vital laguna, dulce y "naufragosa"... qué nos queda,(qué nos quedará, mayor misterio o quizá el mismo) a dónde las pisadas, para qué subir peldaños... o... CÓMO SOÑAR TRAS HABER PERDIDO LAS ANTIGUAS FUENTES DEL SUEÑO??? Siempre en el principio. Y siguen las moscas desde la negación firme del nunca buscando una salida del mosquitero inmenso en el que más o menos curiosas, cuestionadoras,estúpidas, dogmáticas o estéticas viven... Qué barbaridad. También tiene su encanto (siento, pienso) el ir andando así, siempre en la salida, recomenzando el infinito, en busca del... sentido???. Encontrando a veces, ahora en su poesía, esta tarde en la danza silenciosa, mañana con la nariz de clown entre mis pupilas, ayer en las palabras... en el amor instante tras instante. Encontramos a veces, digo, para desencontrarnos en otro recodo del camino, en esa esquina del espejo (casi nunca, porque nunca es mucho tiempo, más allá de él). Sentido. Gran palabra y siempre en el principio. Gracias J.M. Esta vez no hay objeción. Esta vez, y como siempre, no hay opción. Caminemos... Sigamos abrazando el misterio fulgurante de la vida. No hay opción, parece que esto lo sabemos. Saludos capitán. Un gran placer. Adah*

Juan Martinez dijo...

¡Guapa!

azpeitia dijo...

Muy bello, me gustan tus versos llenos de fuerza...un abrazo de azpeitia

azpeitia dijo...

muy bellos tus versos llenos de fuerza...un abrazo de azpeitia

Prometeo dijo...

Muchas gracias azpeitia. Su visita es un honor para mi.

Un abrazo

Leni dijo...

Es Tan bonito¡¡¡
Que mis pájaros han salido volando inocentes.
(es curioso...en mi anterior poema creo un paralelismo parecido)
Y sin ver un ciego puede hacer surgir un relieve...

Y también es un grito.
Es ser vida.


Beso J.M

Prometeo dijo...

Muchas gracias, Leni.

Beso

Tatiana Morales dijo...

Tienes razón la culpa es nuestro invento más desastrozo, quién sino un demente puede hallar pecado en un recién nacido.

me encanta tu poema

Anónimo dijo...

Esta lectura es... grande, muy grande. Gracias.
Las mejores palabras y agrupaciones de palabras las aprendí de tí.
Realmente haces honor a tu nombre, PROMETEO.
Gracias, gracias infinitas y eternas, también por esta delicia que retumba en mi cabeza y alienta a mi espíritu.
(SOL va, pues Sol ha venido al leer tus signos... )*
*DamadelTrapecio